Si te estás planteando cambiar tu lavadora de toda la vida por una nueva, seguro que estás valorando qué elegir, si una lavadora convencional o una lavadora-secadora. A continuación te explicamos en qué consisten ambos tipos de lavadoras y cuáles son sus respectivas ventajas y desventajas.

En esta época otoñal, en la que las lluvias apenas permiten dejar secar la ropa al aire libre, merece la pena plantearse el hecho de optar por la compra de una lavadora secadora, que aúne ambas funciones del proceso de lavado para ahorrar, entre otras cosas, espacio, tiempo y esfuerzo.

Ir al contenido